4 riesgos de utilizar software pirata en su empresa y 5 ventajas y soluciones para evaluar


El uso de software ilegal en una empresa puede acarrear importantes sanciones económicas, problemas de seguridad y penas de cárcel debido a que es un delito contra la propiedad intelectual.


RIESGOS


El 42% del software instalado en los ordenadores de las empresas españolas (cuatro de cada diez) no cuenta con las licencias pertinentes. Muchas empresas deciden instalar en sus equipos de trabajo software ilegal, de esta forma buscan abaratar gastos. Este tipo de programas piratas no tienen licencia y pueden ser usados para distintas funciones dentro de la empresa.


Según la encuesta realizada en 2017 por la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) sobre la propiedad intelectual, muchos ciudadanos estaban a favor del uso de este tipo de software: de los encuestados de entre 15 y 24 años, el 41 por ciento consideraba que era aceptable si el precio de este era muy elevado.


Por otro lado, en la misma encuesta indicaban que dejarían de adquirirlo si el original fuese más barato, el 63 por ciento de los encuestados así lo pensaba. Además de ser una vulneración de los derechos de sus creadores, también puede implicar riesgos para la empresa ya que puede provocar desde problemas en la seguridad de los equipos hasta penas económicas y de cárcel.


La mayor parte de las investigaciones a empresas por uso de software ilegal se inician por denuncias realizadas por los ex-trabajadores (hasta en un 45% de los casos), seguidas por la realizadas por otras empresas competidoras y por anónimos.



1 - Riesgo en la seguridad


El uso de software ilegal comporta una serie de peligros para los equipos como aquellos virus maliciosos que pueden provocar un riesgo de seguridad en todos los sistemas. Este tipo de programas son más vulnerables, por lo que todos los ordenadores pueden verse afectados de manera muy rápida y provocar problemas muy graves dentro de la empresa y sus sistemas de información.


Descargar estos programas de la red conlleva que en muchas ocasiones se instale en los equipos software malicioso de forma oculta. El estudio realizado por la organización de los principales desarrolladores y fabricantes de Software, Business Software Alliance (BSA), no deja lugar a dudas. La instalación de este tipo de programas está íntimamente relacionada con la presencia de malware en los equipos. Tanto en estos casos, como en los casos en los que instales este tipo de software en tus ordenadores domésticos, su póliza de seguros no cubrirá los gastos de los daños causados.


2- Desprestigio, pérdida de confianza


Imaginémonos, por ejemplo, que una empresa con la que está a punto de firmar un importante contrato decide realizar una due intelligence”, esto es, una investigación o auditoría para saber si trabajar con Usted conviene a su cliente o colaborador. Es muy probable que desconfíe de la seguridad informática de su empresa, por lo que puede poner reparos a la firma del contrato.


A todo ello debe sumar el prestigio que perderá su compañía y el impacto económico que esto puede acarrear para la marca.


3- Sanciones económicas


La principal razón que lleva a las empresas a instalar este tipo de programas es ahorrar en los costes. Las licencias que deben pagar por estos programas suponen un presupuesto elevado, pero la condena económica por infringir la normativa de copyright puede ser millonaria. El uso ilícito de este tipo de productos puede conllevar multas muy elevadas para la empresa que comete el delito.


4- Penas de cárcel


La instalación de software ilegal tiene consecuencias penales ya que constituye un delito contra la propiedad intelectual recogido en el artículo 270 del Código Penal y está castigado con la cárcel.


Las penas establecidas para los administradores que comentan estos delitos pueden alcanzar hasta los 280.000 euros y prisión de hasta 4 años. La empresa podrá recibir una multa que puede superar hasta en cuatro veces el valor que alcance en el mercado el software pirateado.


Además, puede acarrear pérdidas de subvenciones y ayudas públicas o la pérdida de beneficios fiscales. Todo ello puede conllevar a que la empresa no pueda asumir los gastos y como consecuencia deba cesar su actividad empresarial.




VENTAJAS

  1. Evitar multas Tendemos a pensar que instalar un software pirata no tendrá consecuencias. Sin embargo, hacer uso de un software “pirata” es una infracción a la ley de Propiedad Intelectual, por lo cual no es de extrañarse que las empresas sean auditadas por las marcas de software lo cual a menudo tiene un desenlace en grandes multas por el uso no autorizado.

  2. Ahorrar costes. Como hemos comentado anteriormente, instalar un software ilegal en sus ordenadores la hace más propensa a ataques cibernéticos como un virus o malware, los que afectarían su funcionamiento y rendimiento. Los costos para restablecer tanto la operatividad como la funcionalidad superan ampliamente el costo de inversión de una licencia original.

  3. Soporte técnico. Si el software presenta alguna falla o desperfecto, el fabricante siempre proporciona diferentes alternativas de soporte técnico para garantizar el funcionamiento correcto.

  4. Actualizaciones. Los fabricantes de software liberan constantemente actualizaciones de una misma versión del programa para asegurar el buen funcionamiento conforme cambian los sistemas operativos, equipos y dispositivos. Usar licenciamiento legal brinda acceso inmediato a las actualizaciones asegurando el máximo rendimiento de la inversión inicial.

  5. Productividad. Con frecuencia, los programas instalados sin licencia suelen tener menos características de funcionamiento o bien estar bloqueadas. Con software legal el usuario puede hacer uso de diversas características extra del programa lo cual garantizara su productividad y la de sus empleados.


SOLUCIONES


La solución para no utilizar más software pirata en su empresa es hacer una auditoría de los ordenadores y ver qué es lo que hay ahora mismo.


Hay que clasificar qué programas se han descargado y para qué se utilizan. Debe eliminar aquellos que no se usen porque están ocupando espacio y, por supuesto, eliminar todo software ilegal.


Hoy día existen múltiples software gratuitos o de uso libre, sin licencia. Se pueden descargar de la web del fabricante e instalar en su ordenador. También existen muchos servicios en la nube que no requieren de descarga previa.

  • Decida primero con qué programas va a trabajar.

  • Combine soluciones source con software en la nube y software bajo licencia, según lo que más le convenga

  • Asigne un responsable en su organigrama para ocuparse de dar seguimiento y cumplimiento a la política de buenas prácticas en el uso de software, o bien contrate un socio externo que le ofrezca experiencia y rigurosidad en esta supervisión


En SVI estamos a su disposición para ayudarle con el asesoramiento necesario para empezar a evitar los riesgos del uso de software sin licencia.