10 razones por las que comprar consumibles originales HP

Quizás piense que ahorra dinero comprando cartuchos de tinta rellenos o re-manufacturados pero, a la larga, el coste de la tinta y papel y pérdida de tiempo puede marcar la diferencia. Los cartuchos originales de HP ofrecen una serie de ventajas sobre los cartuchos rellenados que marcan esta clara diferencia.

 

A continuación, las 10 principales razones por las que SVi recomienda utilizar sólo cartuchos originales HP en sus impresoras:

1- Mayor duración

Son capaces de imprimir hasta un 50 % más de páginas de media que los no originales. Esto significa que con dos cartuchos originales HP podemos imprimir aproximadamente la misma cantidad de páginas que con tres cartuchos no originales.

2- Mayor fiabilidad

En un estudio realizado por Buyers Laboratory (BLI), más de un 40% de cartuchos de otras marcas fallaron, el 14 % era defectuoso en origen y el 27% dejó de funcionar antes de tiempo. Sin embargo, ninguno de los cartuchos de tinta original falló, lo que significa que su fiabilidad fue del 100%

.

3- No se secan

Los cartuchos de tinta original han sido diseñados y probados para no secarse incluso después de pasar 12 semanas sin imprimir. Esto representa una gran diferencia respecto a los consumibles no originales y supone un valor claro, sobre todo para empresas pequeñas y profesionales que normalmente no imprimen a diario.

4- Menor mantenimiento

Los cartuchos no originales dejan residuos en los cabezales, por lo que la impresora necesita un mayor mantenimiento y limpiezas que aumentan el gasto de tinta y papel no destinados a la impresión de trabajos. Esto supone un mayor coste añadido si utilizamos consumibles no originales.

5- Garantías del fabricante

Las tintas originales disponen de garantía y si ocurre algún problema, se puede acudir al fabricante. En este sentido los consumibles originales preservan la garantía de la impresora, mientras que si resulta dañada por el uso de uno no original puede que se anule la garantía.

 

6- Test de calidad

Las principales marcas de tinta someten sus productos a más de 20 pruebas de pureza y a más de 50 pruebas diferentes para valorar aspectos relativos a la calidad, la resistencia al agua, la decoloración y precisión del color. Con los cartuchos originales HP disfrutaremos de impresiones con calidad profesional, más resistentes y duraderas.

7- Misma calidad de impresión hasta el final

La calidad de la impresión de los cartuchos originales no varía desde la primera hasta la última página. La inversión de los equipos de I+D de la compañía permiten garantizar el máximo nivel de calidad hasta la última gota de tinta de cada cartucho.

8- Menor gasto en papel

La baja calidad de los cartuchos no originales también tiene consecuencias en el gasto de papel debido a la inconsistente calidad de la impresión. Esa inconsistencia obliga a realizar numerosas reimpresiones que pueden llegar a suponer un gran derroche de papel.

9- Sin costes ocultos

Un precio inicial inferior puede parecer una buena idea a corto plazo, pero puede no ser una inversión inteligente teniendo en cuenta los costes ocultos derivados del uso de tintas de terceros. Entre ellos se encuentran los costes de sustitución por cartuchos defectuosos, costes de reimpresión y tiempo desperdiciado por impresiones de baja calidad y los costes de productividad por inactividad de la impresora debido a reparaciones costosas de las mismas.

10- Respetuosos con el medio ambiente

Los cartuchos de inyección de tinta original pueden contener hasta un 70% de material reciclado, la mayoría de fabricantes ofrecen programas de reciclado que permiten reutilizar los materiales. El 15% de los cartuchos de tinta recogidos por los remanufacturadores acaban en el vertedero porque éstos no tienen un proceso de reciclado establecido.

Le invitamos a contactarnos haciendo click aquí, indicándonos el modelo/s de impresora/s que utilizan y el volumen de trabajo que imprimen en ella/s y, sin ningún tipo de compromiso, le asesoraremos sobre cómo mejorar el rendimiento de las mismas y cómo optimizar el gasto en consumibles.