Beneficios de los servicios gestionados de impresión para empresas y empleados

Actualizado: hace 5 días

Los servicios gestionados de impresión son mucho más que una simple solución de alquiler de impresoras. Son soluciones ofrecidas para ayudar a las empresas a gestionar y controlar sus equipos, entre los que se incluyen escáneres, faxes e impresoras multifunción.



Para muchas empresas, la instalación, el mantenimiento y la actualización de sus impresoras puede ser una tarea compleja, que pocas personas pueden llevar a cabo. Por eso las compañías están optando por los servicios gestionados de impresión (MPS,) para simplificar la gestión de sus impresoras y controlar los costes. Gracias a su flexibilidad y adaptabilidad, las empresas también pueden beneficiarse de los servicios gestionados de impresión, cuyos principales beneficios son estos:



1. Menos molestias

Muy pocas empresas tienen a su disposición un experto en impresión encargado de gestionar y mantener los equipos instalados. Esto implica una dedicación de tiempo que podría ser empleado en otras tareas más relevantes del negocio. Afortunadamente, un servicio gestionado de impresión evita estas molestias a cualquier compañía.

La gestión completa de las impresoras, incluyendo la provisión de un servicio de atención al cliente que ha contratado un servicio gestionado de impresión dedicado, a la gestión de consultas y problemas relacionados con la impresión, reduce la gestión y libera tiempo al equipo de TI de las empresas. La supervisión remota, combinada con el servicio automatizado, alertas sobre averías y estado y reposición de los consumibles, garantizan que los usuarios puedan centrarse en sus tareas diarias. Además, en caso de incidencias, el servicio técnico telefónico y el nivel de servicio de reparación acordados previamente garantizarán un tiempo de inactividad de la impresora mínimo.


2. Adiós CapEx, hola OpEx

La tecnología avanza más rápido que nunca, y algunos equipos no tardan mucho en quedarse obsoletos. Esto significa que, si una compañía invierte mucho presupuesto en la adquisición de estos equipos, el coste de adaptarse al ritmo al que avanza la tecnología y a sus cambios acelerados puede ser muy elevado. Estos servicios de pago por uso permiten transformar las operaciones de impresión de gastos de capital (CapEx) a gastos operativos (OpEx), reemplazando esa inversión significativa de capital y los costes variables de funcionamiento continuo por cuotas mensuales fáciles de provisionar.

Además, los proveedores de servicios gestionados de impresión no sólo recomendarán el mejor hardware que se adapte a cada empresa, sino que también le recordarán cuándo actualizar los equipos para contar siempre con la última tecnología.