all-in-one 

Los equipos All-in-One llevan un gran periodo de años existiendo, sin embargo, hasta hace algunos de años que se han popularizado, desde los 90 cuando Apple saca a la venta su primera generación iMac, All In One.

Cuentan con muy buenas especificaciones técnicas, similar a la potencia y rendimiento que nos brinda un PC de sobremesa, no obstante, estos equipos carecen de una torre por lo que encontraremos partes como la memoria RAM, la unidad CD/DVD, disco duro, procesador y puertos en el interior del monitor, el cual funciona perfectamente y nos evita las molestias del cableado.

Estas máquinas se ajustan en el uso profesional gracias a su fácil acoplamiento en el entorno de escritorio, el cable de alimentación será el único visible.